Feliz como un niño que pinta

19,50

Arno Stern

Fotografías de: Peter Lindbergh
Prefacio de: Albert Jacquard
Traducción del francés: Robert Juan-Cantavella

14 × 21,5 cm
Rústica | con solapas
Páginas: 192
P.V.P. 19,5 €

1ª ed. 23 octubre 2019
ISBN: 978-84-949140-4-1

Categorías: , ,

Descripción

¿Acaso hay algo más inocente y espontáneo que los primeros trazos de un niño al pintar?
¿Y si esos primeros trazos tuvieran una significación mucho más profunda de lo que solemos pensar?

Arno Stern es el precursor de la Educación Creadora, el primero en desempeñar el rol de «asistente», una función que inventó al final de la guerra, en 1946, y que continúa ejerciendo. El Closlieu es el espacio que creó para esta actividad y donde hizo un descubrimiento extraordinario: la Formulación.

A las observaciones que Arno Stern ha realizado durante más de sesenta años en el Closlieu, se suman sus experiencias con las poblaciones remotas en las que permaneció observando y aprendiendo, en los desiertos, la selva, el bosque virgen, y que demuestran que la Formulación es un código universal.

En este libro, Arno Stern habla con un niño acerca del Juego de pintar en el Closlieu pero, a través de sus palabras, también se dirige a madres y padres, maestros y educadores. Describe el nacimiento de la Formulación del niño y su evolución en todas las etapas de la vida, ya que, como veremos, no se limita al período de la infancia.

Peter Lindbergh tuvo el privilegio de acompañar a un grupo de niños en el Closlieu. El legendario fotógrafo mostró, a tra­vés de sus imágenes, el progreso de una sesión. Sus fotografías embellecen este canto al juego de pintar y revelan, en los clichés de los primeros planos, la concentración del niño desem­peñando un papel vital.

 

 

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Feliz como un niño que pinta”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola